Blog

BDSM 2 - Por qué iniciarse en el BDSM con una escort

Por qué iniciarse en el BDSM con una escort

¿Quieres iniciarte en el BDSM, pero no sabes cómo empezar? No lo dudes, lo mejor que puedes hacer es optar por iniciarte con la ayuda de una escort profesional. Ella te dará todas las indicaciones pertinentes para que la experiencia sea satisfactoria y en consecuencia puedas tener un buen recuerdo de la primera vez.

Para ayudarte a comprender más sobre el BDSM, es importante tener en cuenta que no todo es blanco o negro, es decir, hay diferentes intensidades. Además, para que comprendas mejor su funcionamiento, te mostramos una pequeña guía que seguro te será de gran utilidad.

¿Qué es BDSM?

BDSM 2 - Por qué iniciarse en el BDSM con una escort

Lo primero que tenemos que hacer es explicarte qué es BDSM. Cuando hablamos de BDSM, hacemos referencia a las Bondage, Disciplina, Dominación, Sumisión, Sadismo y Masoquismo. Pero eso no quiere decir que tengamos que practicar todas las opciones en la misma relación, sino que se pueden hacer de manera individual. Pero para que sepas en que consiste cada cosa, te las explicamos individualmente:

  • Bondage: proviene del francés y significa cautiverio o esclavitud. La práctica erótica consiste en inmovilizar el cuerpo de la otra persona con diferentes accesorios. Normalmente se suele usar cuerdas o esposas para conseguir esa inmovilización.
  • Disciplina: el objetivo es conseguir que la otra persona haga lo que la persona dominante quiere. Normalmente se hace a través del adiestramiento. Y en ocasiones se pueden incluir pequeños castigos para conseguir una conducta adecuada, siempre dentro del erotismo.
  • Dominación: es el rol que toma una persona frente a la persona sumisa. La dominación siempre está vinculada a la sumisión.
  • Sumisión: es la figura contraria a la dominación. Es el rol que toma la persona que se deja dominar por la figura de dominación. Esta figura tiene que hacer lo que la otra persona dice y someterse a lo que quiera hacer con su cuerpo.
  • Sadismo: consiste en disfrutar sexualmente hablando mientras que otra persona está sufriendo. Ese sufrimiento suele ser físico, pero en ocasiones puede ser psíquico.
  • Masoquismo: se recibe la excitación a través del propio dolor físico. Pero también se recibe placer a través de la dominación, humillación y o sometimiento.

¿Qué se necesita para comenzar en BDSM?

Antes de entrar en el mundo BDSM, es importante tener en cuenta que la personalidad es importante, pero también son necesarios otras cualidades para tener la certeza de disfrutar de esta modalidad. Hay que recordar que a todo el mundo no le gusta. Para evitar malos entendidos, ambas partes tienen que estar de acuerdo. Por ese motivo, comenzar con una escort puede ser una buena opción para disfrutar desde el primer momento. Normalmente la profesional nos recomendará tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Imaginación: cuando practicas BDSM hay que meterse en el rol que vamos a ocupar desde el principio hasta el final de la relación. Aunque los roles se pueden intercambiar para disfrutar las dos experiencias a la vez.
  • Personalidad abierta: el BDSM no es apto para todo el mundo. Hay que tener la mente abierta antes de practicarlo. Solo es apto para las personas que están dispuestas a conocer nuevas experiencias. Una vez que lo pruebas podrás ver si realmente te gusta o no.
  • Confianza: la confianza tiene que ser mutua. Sin confianza es imposible que la experiencia sea la adecuada porque no os dejareis llevar por el momento.
  • Interés: las ganas de probar son necesarias para obtener buenos resultados. Si no te llama mucho esta práctica, entonces seguramente la imaginación no surja y en consecuencia no podrás disfrutar.
  • Accesorios: es fundamental tener una buena equipación para que la fantasía sexual se pueda cumplir. En el mercado hay una gran cantidad de accesorios y juguetes sexuales para disfrutar al máximo del BDSM. Entra otras cosas puedes adquirir, ataduras, agarres, esposas, mascaras, azotadores, látigos… incluso hay kits completos de iniciación al BDSM.

¿Qué es el Bondage?

accesorios BDSM - Por qué iniciarse en el BDSM con una escort

Se puede definir como la mejor opción para comenzar en el mundo del BDSM. Los profesionales denominan esta técnica como una práctica estético-erótica. Solo tienes que atar a la persona sin apretar demasiado y comenzar a disfrutar de la experiencia erótica con la ayuda de la imaginación.

Lo importante es que hay un dominante y un sumiso claro. Pero en ningún momento se ejercita ningún tipo de sufrimiento por ninguna de las partes. La parte sumisa se entrega al control de la dominante, pero nunca se sobrepasan unos límites pactados previamente. Normalmente, una vez una persona es sumisa y luego pasa a serlo la otra. Hay que tener claro que rol quiere ocupar cada una de las partes de la pareja para que la experiencia sea placentera. Dentro de esta disciplina se pueden eliminar algunos sentidos como el de la vista. Todo está pensado para hacerlo más erótico.

Hasta que no se prueba el Bondage, no se puede saber si esta modalidad gusta o no gusta. Hay personas que pensaban que no les iba a gustar y resulta que les gusta mucho más de lo que pensaban. Además, cuando se prueba en varias ocasiones, se puede saber si realmente el rol que más excita. Hay a personas que les pone mucho la dominación y a otras muchas prefieren ser sumisas.

Consejos para iniciarse en el BDSM

Para tener éxito te invito a tener en cuenta los siguientes consejos. Así te será más satisfactorio y podrás disfrutar más de la experiencia:

  • Siempre que puedas debes hacerlo con una persona en la cual confíes. Sin confianza no podrás disfrutar de igual manera.
  • Personalmente te recomiendo que seas libre de elegir el rol que mejor encaja con tus gustos y personalidad.
  • Antes de comenzar la aventura erótica, te recomiendo pactar los límites. Nunca se deben sobrepasar o el erotismo se perderá.
  • Para evitar problemas, no ates demasiado fuerte a la persona sumisa. Se recomienda comenzar con nudos sencillos para que se pueda desatar con facilidad en caso de ser necesario.
  • Es importante probar diferentes posturas y dejar volar la imaginación para que las experiencias sean todavía más eróticas.

El BDSM puede ser una gran herramienta erótica, siempre y cuando se use con conocimiento y con seguridad. Está pensado para disfrutar, no para sufrir.

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.Puede cambiar la configuración u obtener más información    aquí
Privacidad