Blog

Primera vez con una escort 2 1 - Primera vez con una escort

Primera vez con una escort

Si estás pensando en contratar los servicios de una escort por primera vez, seguramente tengas muchas dudas. Para que todo funcione bien y en consecuencia la experiencia sea positiva, se recomienda apostar por los servicios de una profesional. Si la chica es buena en su trabajo, no solo todo te resultará mucho más fácil, sino que la experiencia será positiva y en consecuencia seguramente te sientas interesado en volver a contratar sus servicios.

Primera vez con una escort - Primera vez con una escort

¿Por qué contratar a una escort?

Si es la primera vez que vas a contratar a una escort, tienes que tener claro que a estas profesionales no solo se las contrata para tener relaciones sexuales, sino que se las puede contratar para muchas otras cosas.

Uno de los principales motivos por los que se suele contratar a una escort es como chica de compañía. Si tienes una cita importante y no quieres acudir solo, sus servicios te serán de gran ayuda. Para dar una buena imagen, siempre te recomiendo contratar los servicios de una chica que se adapta a tus necesidades. Es importante dar una buena imagen en todo momento, de aquí que si se adapta a ti, sea mucho más fácil pasar el evento. Actualmente hay muchas chicas de compañía. A la hora de contratar sus servicios no solo tenemos que buscar que la chica sea guapa y tenga un buen cuerpo, también es muy importante mirar su personalidad. De nada sirve contratar a una buena escort si su personalidad no se adapta a nosotros. No hay que olvidar que si la chica es agradable, nos sentiremos mucho más a gusto a su lado. Es decir, una chica agradable hará que la primera vez con una escort sea un éxito.

Si nos vamos a ir de vacaciones y no queremos estar solos, también puede ser una buena opción contratar sus servicios. No solo tendremos a alguien con la que pasar unos días de vacaciones, sino que serán unas vacaciones inolvidables.

Por supuesto, una buena escort también puede hacer muchas cosas realidad. Dependiendo de la chica a la cual contratemos, nos ofrecerá unos servicios u otro. Por ejemplo, si estás en un hotel o en casa, siempre te tienes que fijar si ofrece servicio a hotel o domicilio. No todas las chicas ofrecen este servicio, aunque sí la mayoría. Por supuesto, si quieres hacer realidad algún tipo de fantasía sexual, siempre debes preguntar si ofrece ese tipo de servicio.

Contratar a una escort siendo virgen

Si eres virgen y quieres remediar esa situación, contratar los servicios de una escort puede ser una gran idea. Al contrario que otras profesionales, estamos hablando de chicas profesionales que te ayudarán en todo lo que esté en sus manos para que tu primera vez sea todo un éxito.

No debes tener miedo a la hora de contratar sus servicios. Son chicas profesionales que saben muy bien lo que tienen que hacer en cada caso para dar el placer que se busca en ellas. Eso sí, para evitar problemas, te recomiendo hablar con ella y comunicarle que va a ser tu primera vez. Te puedo asegurar que hará una serie de cambios para que te sientas a gusto a su lado y la experiencia sea inolvidable. Por ejemplo, las chicas siempre usan la técnica de relajar al cliente cuando lo nota nervioso. Al ser la primera vez, seguramente estés nervioso. Una vez que estés relajado, comenzará de menos a más. Saben muy bien lo que necesitas, de aquí que ella como tú siempre estaréis muy a gusto.

Lo importante es no tener miedo a la hora de contratar sus servicios. Es una persona como tú, es decir, seguro que te va a comprender y te va a permitir aprender muchas cosas que luego te serán de gran ayuda en tus próximas relaciones sexuales.

Primera vez con una escort 2 1 - Primera vez con una escort

Beneficios de contratar a una escort

Hay que tener en cuenta que no es lo mismo contratar los servicios de una escort a los servicios de una prostituta. Esto quiere decir que una escort nos ofrece muchos beneficios como los que pasamos a mostrarte a continuación.

Profesionalidad: si contratas los servicios de una verdadera profesional, puedes tener la seguridad de que el servicio se hará con total confidencialidad. Además, saben como tratar a sus clientes, de aquí que tengan una alta capacidad de adaptación. No importa el tipo de cliente que las contrata, siempre saben dar lo mejor de sí mismas para que la experiencia sea positiva. Tanto cuando acompañan al cliente a cualquier acontecimiento como cuando están en la cama.

Compañía: es uno de los puntos fuertes de las escorts. Ellas no solo dan caché al cliente, sino que también se encargan de que estén a gusto a su lado, de aquí que sean una muy buena opción a la hora de contratar a una chica de compañía. Muchos hombres contratan sus servicios para estar en compañía en algunos momentos, pero otros también lo hacen para dar una buena imagen ante sus compañeros de trabajo por ejemplo. La ventaja es que se saben comportar en cualquier circunstancia, de aquí que sean una gran opción.

Precios visibles: hay que tener en cuenta que sus servicios no son tan caros como puede parecer. Los precios siempre se muestran y el cliente es el que contratar un servicio mayor o menor. Lo bueno es que los precios son cerrados, es decir, nunca hay que pagar de más.

Sin compromiso: independientemente de si solo se la contrata como chica de compañía o para ir a la cama, este contrato se acaba en cuanto se acaba el servicio. Es decir, no hay ningún tipo de compromiso entre las partes una vez que finalice el tiempo contratado. Es decir, una escort nos permite disfrutar de los beneficios de estar con una chica guapa durante un rato y luego hacer nuestra vida sin tener que preocuparnos de nada. Por supuesto, si sus servicios te han gustado, siempre queda la opción de volverla a contratar. Y si no te ha convencido por cualquier motivo, puedes contratar a otra chica. Seguro que encuentras lo que buscas.