Blog

slow sex 3 - ¿Qué diferencia un masaje tántrico de un masaje erótico?

¿Qué diferencia un masaje tántrico de un masaje erótico?

slow sex 3 - ¿Qué diferencia un masaje tántrico de un masaje erótico?

Son muchas las personas que no terminan de tener claro cuáles son las principales diferencias entre los masajes tántricos y los eróticos. Pero para eso estamos aquí. Nuestro objetivo es mostrarte las diferencias y así puedas tener claro que tipo de masaje te interesa en cada tipo de ocasión.

¿Qué es un masaje erótico?

Podemos definirlo como un masaje relajante y sensual que se puede realizar por todo el cuerpo. Como suele ser normal, lo más común es realizar el masaje por todo el cuerpo y luego finalizarlo en la zona de los genitales para conseguir el ansiado masaje con final feliz.

Gracias a este masaje se puede conseguir un nivel de placer muy alto. No tiene nada que ver con el de la penetración, sino que ese placer es totalmente diferente y que merece la pena experimentar alguna vez en la vida. Incluso se presenta como una opción interesante para las personas que tienen miedo o inseguridades a la hora de tener relaciones sexuales tradicionales.

Gracias a este tipo de masaje, la persona puede encontrar zonas de placer que hasta el momento no conocía. Al fin y al cabo, conocer nuestro propio cuerpo es realmente importante para disfrutar del mismo. Y con el masaje erótico todo resulta un poco más fácil.

No hay que olvidar que a través del masaje erótico se puede romper la armonía de pareja. Me explico si estás cansado de hacer siempre lo mismo con tu pareja y quieres romper la monotonía, el masaje erótico se presenta como una gran herramienta. Permite disfrutar el uno del otro y además pasarlo realmente bien. Por supuesto, el masaje erótico se puede realizar en diferentes modalidades, por lo que es una buena opción para romper la monotonía.

En conclusión, el masaje erótico puede ser una gran herramienta para relajar y posteriormente ofrecer un placer diferente a la persona que tanto amamos. Si estás pensando en sorprender a tu pareja, este tipo de masaje seguro que te ayudará a tener éxito.

Claves de un buen sexo tantrico - ¿Qué diferencia un masaje tántrico de un masaje erótico?

¿Qué es un masaje tántrico?

Cuando hablamos de masaje tántrico, realmente hablamos de un masaje que se realiza como un ritual espiritual. Para sacarle el máximo partido es importante encontrar y trasferir la energía sexual a través de la canalización entre los dos cuerpos.

En la actualidad podemos encontrar diferentes tipos de masajes tántricos, los cuales deberán realizarse según los fines que se busque con los mismos. Lo que sí está claro es que a través de los masajes tántricos se busca controlar y retrasar la eyaculación para aumentar el periodo de la erección y en consecuencia conseguir que la posible eyaculación tarde más en producirse.

Lo importante es tener claro que a través del masaje tántrico no se busca la eyaculación o el orgasmo, sino que lo más importante es el placer.

Por todo ello, si realmente queremos disfrutar de un verdadero masaje tántrico y obtener el placer que se puede conseguir a través del mismo, es fundamental que se produzca una buena canalización de la energía sexual. Como se suele decir, el placer no es el fin, sino el medio para conseguir despertar los sentidos y poder experimentar cosas que existen, pero en muchas ocasiones no las prestamos atención por falta d conocimiento e interés.

Para poder disfrutar de un masaje tántrico, no solo hace falta estar acompañado de un profesional. También es necesario tener interés y sobre todo conseguir controlar la respiración. Sin un control de la respiración, es imposible intercambiar las energías sexuales y en consecuencia no se puede vivir la verdadera experiencia.

Principales diferencias entre el masaje tántrico y el erótico

Hay tres grandes diferencias entre los dos tipos de masajes. Te las vamos a mostrar y así te quedará claro que los dos tipos de masajes no son lo mismo, sino que hay muchas diferencias entre ellos.

  • Intención: mientras que en el masaje erótico el objetivo es conseguir la excitación, en el tántrico no hay una intención final. Solo dejarse llevar y vivir las experiencias que están por llegar.
  • Finalidad: el objetivo principal del masaje erótico es conseguir el placer y eyacular. Mientras que en el tántrico la finalidad es la expansión de la consciencia.
  • Actitud: podemos ver como en el masaje tántrico la actitud siempre es de unión y cariñosa. Se busca crear un canal de amor a través del cual conseguir poder intercambiar la energía sin esperar a nada a cambio. En cambio, con el masaje erótico la actitud es algo más egoísta. Solo se tiene una actitud sexual para conseguir el placer.

Cuando conocemos las principales diferencias, podemos decir que no hay un tipo de masaje mejor que otro. Lo que está claro es que cada masaje busca cumplir unos objetivos diferentes. Por ese motivo, dependiendo que es lo que quieras experimentar, deberás optar por un tipo u otro de masaje. Si no lo tienes claro, no está de más que optes por disfrutar de los dos masajes. Así podrás ver que las sensaciones y el placer no es el mismo en las dos variedades. Eso sí, el masaje tántrico debe ser realizado por un profesional que te garantice una verdadera experiencia. Lo comentamos porque el intercambio de energía no es fácil y si no lo disfrutas de un profesional, puede que te quedes algo vacío.

En la gran mayoría de ocasiones, las personas optan por el masaje erótico. Pero eso se debe a que no saben lo mucho que se puede conseguir a través del masaje tántrico. Si tienes la oportunidad, te recomiendo disfrutar de este último. Así podrás conocer muchas cosas de tu cuerpo y podrás ver que hay placeres que hasta ese momento nunca habías vivido. Con calma conseguirás el éxito y podrás valorarte tal y como eres.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.Puede cambiar la configuración u obtener más información    aquí
Privacidad