Sumisa

Impone tus reglas

A veces el placer viene por tener a alguien en tus manos, dispuesta a acatar tus órdenes y a aceptar castigos leves, siempre dentro de un juego establecido. Abandonarse a la voluntad de otro y actuar como sumisa es también una potente forma de erotizarse. En Casual Escorts sabemos bien de estos placeres.

sumisa 600x400 - Sumisa

El arte de ser dominante

La sumisa acepta al amo como su señor, al que debe obedecer, adorar y complacer. El amo debe instruirle y entrenarle, orientarle y disciplinarle, infringirle todo tipo de martirios eróticos o recompensarle. Las órdenes se dan a la sumisa de voz, con un chasquido de dedos, con una mirada, a latigazos… La sumisa ha de estar siempre muy atenta, escuchar a su amo y cumplir sus órdenes con exactitud, contestando “sí, mi amo”. También puede sugerirle nuevas formas de entrenamiento. Para recibir placer, debe ganarlo. La relación sexual puede ser inexistente, no hay contacto físico, a todo tipo de actuaciones. La felación adquiere una fuerza intensa, al igual que la excitación erótica, que es vertiginosa.

La relación amo-sumisa activa deseos y necesidades no satisfechas desde la infancia. Es también una poderosa forma de evadirse del exceso de responsabilidades diarias, o de jugar con el poder. Para algunos, es la forma más satisfactoria de placer sexual, profunda y liberada. Para otros, la oportunidad de redescubrir el sexo y su liberación interna.

Sumisa en Casual Escorts

En Casual Escorts vas a encontrar a varias mujeres que adoran el papel de sumisas en el sexo. Tienen una gran experiencia y saben lo que les vas a exigir como amo. Es importante sin embargo que pactéis de antemano los límites y la palabra de seguridad para detener una acción que puede estar dañándola seriamente. La intensidad ha de ser siempre leve.